La Pequeña Castellana

Vue de l'oeuvre

- Diaporama

    La Pequeña Castellana

    Camille Claudel (1864 -1943)

    El busto de la Pequeña Castellana que Claude Debussy apreciaba particularmente, fue imaginado, en sus primeros estudios, en 1892, en Touraine, en el castillo de l’Islette cerca de Azay-le-Rideau donde Rodin y Camille Claudel realizaron estancias en varias ocasiones. La joven ejecuta allí este retrato de la nieta de la propietaria del castillo que pasó a ser famoso. Entonces con 6 años de edad, la niña tuvo que posar durante cerca de 62 horas.

    En una actitud dócil, casi estática, con el rostro levantado, desde su pequeña altura mira la artista trabajando. Las mejillas llenas, la boca entreabierta y la mirada inocente pero de un extraordinario fervor, procuran al suave rostro, todo su aspecto juvenil. Entre 1895 y 1896, Camille Claudel ejecuta cuatro versiones en mármol cuyos matices residen principalmente en el tratamiento del cabello, en una trenza recta o redondeada, espesa o deshecha, pero cuyas mechas todavía conservan la huella de sus rizos. El busto provocó comentarios animados por parte de los críticos, convencidos por el equilibrio plástico del retrato y una técnica rigurosa.

     


    LA OBra en el museo

    Colecciones permanentes - Primera planta, sala 16

    Las obras del museo pueden ser prestadas a otras instituciones. Su permanencia no está garantizada. 

    Descubrir los temas vinculados a la obra

    Fecha de realización :

    1895

    Dimensiones :

    Alt. 34,6; Anch. 28,4; Prof. 22,7 cm

    Materiales :

    Mármol

    Número de inventario :

    S.01007

    Créditos :

    © Agencia fotográfica de musée Rodin - Jérome Manoukian

    Recursos

    Iconographie

    • La Pequeña Castellana(zip, 982.6 ko)