La Voz interior

Vue de l'oeuvre

- Diaporama

    La Voz interior

    Auguste Rodin (1840-1917)

    Construida alrededor de una línea serpentina, en un contraposto inacabado, La Meditación haya su origen en una figura del tímpano de La Puerta del infierno, inspirada por Miguel Ángel. Posteriormente fue reutilizada en el Monumento a Victor Hugo, y luego ampliada, con el título de Voz interior. Representaba entonces una de las musas inspiradoras del poeta. Fue para integrarla en el monumento que Rodin la privó de sus brazos y la amputó de parte de sus piernas. Aislada de este contexto, fue recuperada así y mostrada en Dresde y en Estocolmo en 1897, pero fue mal entendida por el público, debido a su aspecto incompleto.

    Se trata sin embargo de una obra muy querida por Rodin, de la que Rilke dio la siguiente interpretación: «Nos sorprendemos al ver que le faltan los brazos. Rodin los consideró, en este caso, […] como algo que no combinaba con el cuerpo que pretendía envolverse en sí mismo [...] Lo mismo sucede con las estatuas sin brazos de Rodin; no les falta nada necesario. Ante ellas estamos como ante un todo, acabado y que no admite ningún complemento.» (Rilke, 1928).

     

    LA Obra en el museo

    Colecciones permanentes - primera planta, Sala 15

    Las obras del museo pueden ser prestadas a otras instituciones. Su permanencia no está garantizada. 

     

    Fecha de concepción :

    1896

    Dimensiones :

    Alt. 147 cm ; Anch. 76 cm ; P. 55 cm

    Materiales :

    Yeso

    Número de inventario :

    S.01125

    Créditos :

    © Agencia fotográfica de musée Rodin - Jérome Manoukian

    Recursos

    Iconografia

    • La Voz interior(zip, 999.5 ko)