Pequeño busto de la Sra. de Nostitz con moño no truncado

Vue de l'oeuvre

- Diaporama

    Pequeño busto de la Sra. de Nostitz con moño no truncado

    Auguste Rodin (1840-1917)

    Harry Kessler, conde y coleccionista de arte alemán, presenta a Rodin a la joven Hélène de Nostitz, nieta del embajador alemán en París, y a su madre, Sophie de Hindenburg. El primer encuentro tuvo lugar durante la exposición del escultor en el Pabellón del Alma, en 1900. Entablan rápidamente una profunda amistad, alimentada por una abundante correspondencia y varias visitas de ambas mujeres a Meudon, o a la residencia toscana de Rodin en Ardenza. En noviembre de 1902, durante una de estas visitas en Toscana, Rodin inició la serie de retratos de Hélène de Nostitz.

    La pequeña dimensión de este busto, junto con su rápida ejecución, lo convierte en un retrato sensible e íntimo. Rodin juega con la materia, sumergiendo casi completamente al busto en yeso diluido, detallando a continuación el peinado con un lápiz. Gracias a este proceso, el escultor consigue difuminar los rasgos de la modelo, al tiempo que acentúa su suavidad


    LA OBRA en el museo

    Colecciones permanentes - primera planta, sala 14

    Las obras del museo pueden ser prestadas a otras instituciones. Su permanencia no está garantizada. 

    Descubrir los temas vinculados a la obra

    Fecha de realización :

    1902

    Dimensiones :

    Alt. 23,5 cm; Anch. 22,1 cm; Prof. 12 cm

    Materiales :

    Yeso, yeso diluido, lápiz de grafito

    Número de inventario :

    S.00689

    Créditos :

    © Agencia fotográfica de musée Rodin - Jérome Manoukian

    Recursos

    Iconografía

    • Pequeño busto de la Sra. de Nostitz con moño no truncado(zip, 796.7 ko)