Respeto del derecho moral

ADVERTENCIA PARA LOS COLECCIONISTAS CON RESPECTO A LA NOCIÓN DE AUTENTICIDAD


Una de las misiones del museo Rodin: hacer respetar el derecho moral de Rodin


Mediante tres donaciones, 1 de abril, 13 de septiembre y 25 de octubre de 1916, aceptadas por la Ley del 22 de diciembre de 1916, Auguste Rodin donó al Estado Francés el conjunto de su obra, así como los derechos de propiedad artística correspondientes.

Al museo Rodin se le ha otorgado la calidad de derechohabiente de Rodin, en el sentido de las disposiciones legales con respecto a la propiedad literaria y artística. En los términos del Decreto n° 93-163 del 2 de febrero de 1993, el museo tiene en particular por misión de "dar a conocer la obra de Rodin y de hacer respetar el derecho moral vinculado con ésta" (artículo 2).


DESCRIPCIÓN

Por correo postal
Musée Rodin
19 bd des Invalides
75007 Paris

Por correo electrónico
direction@musee-rodin.fr
Añadiendo fotografías
y mencionando
- su procedencia
- sus dimensiones (alto, ancho, profundidad)
- las diferentes marcas o inscripciones visibles en la pieza

Musée Rodin
19, bd des Invalides
75007 Paris
Tel. 33 (1) 44 18 61 10
www.musee-rodin.fr

DESCARGAR
EL COMUNICADO DE PRENSA

(formato PDF, 239 Ko)

Ediciones originales de bronces

El artículo R 122-3 del Código de la Propiedad Intelectual prevé que sean consideradas obras de arte originales, las ediciones de esculturas, en el límite de 12 ejemplares numerados, pruebas de artistas incluidas. El museo Rodin lleva a la práctica esta limitación prevista por el Decreto n° 93-163 del 2 de febrero de 1993, decreto relativo al museo Rodin versión consolidada el 7 de diciembre de 2005, conforme a cuyas disposiciones las ediciones originales del museo Rodin están limitadas a 12, numeradas de 1/8 a 8/8 y de I/IV a IV/IV, incluidas las ediciones originales existentes.

Reproducciones

El Decreto n° 81-255 del 3 de marzo de 1981 sobre la represión del fraude en materia de transacciones de obras de arte y de objetos de colección, prevé que cualquier facsímil, sobremoldeado, copia o cualquier otra reproducción de una obra de arte o de un objeto de colección, debe ser designado como tal (artículo 8). Por lo que se desprende que los términos "reproducción" y "sobremoldeado" deben ser mencionados en las facturas y en los catálogos, los artículos y, de forma general, en todos los documentos correspondientes.

Además, todo facsímil, sobremoldeado, copia o cualquier otra reproducción de una obra de arte original, ejecutada con posterioridad a la fecha de entrada en vigor del decreto del 3 de marzo de 1981, debe llevar de forma visible e indeleble la mención "Reproducción" (artículo 9).

La visibilidad se entiende como una visibilidad inmediata, sin que sea necesario buscarla. Esta exigencia no se cumple, en cuanto el simple examen visual del bronce sin manipulación no permite constatar la existencia de la mención "Reproducción" que debe aparecer en hueco o en relieve en la parte superior de la base de la estatua o en la propia figura de forma visible.

El servicio comercial del museo Rodin ofrece a la venta reproducciones de obras de Rodin en las que está presente de forma visible e indeleble la mención "Reproducción". Con el fin de evitar cualquier confusión con las ediciones originales, estas reproducciones están fabricadas en resina.

¡Atención a la confusión entre las ediciones originales en bronce y las reproducciones!

El museo Rodin señala la existencia de un número creciente de "reproducciones" o "sobremoldeados" en bronce cuya presentación mantiene la confusión con las ediciones originales en bronce, autorizadas por el artista o el museo Rodin. La comercialización de estas "reproducciones" o "sobremoldeados" va a menudo acompañada por documentos y, en particular, certificados que testifican su pretendida "autenticidad".

Esta cultivada confusión permite atribuir a las "obras" calidades de rareza que buscan los coleccionistas.

Se puede mencionar como ejemplo, las reproducciones del Penseur [Pensador], de la l’Âge d’Airain [Edad de bronce] e incluso del Monument aux Bourgeois de Calais [Monumento de los Burgueses de Calais].

Cualquier edición nueva en bronce de estos temas, para la que la edición original está en la mayoría de los casos cerrada, solo puede ser una edición de reproducciones, y su divulgación sin la mención "Reproducción" constituye un incumplimiento del derecho moral de Rodin.

El museo Rodin hace hincapié en que se niega en poner a disposición moldes y modelos originales, procedentes del taller de Rodin, conservados en sus colecciones.

Cualquier afirmación que indique una autorización del museo Rodin, para el uso de los moldes o modelos originales, tan solo puede disimular una comercialización voluntariamente engañosa, en cuanto al origen de los modelos utilizados.

Derecho al respeto de la obra

El artículo L 121-1 del Código de la Propiedad Intelectual prevé que el autor disfruta del derecho al respeto de su nombre, de la calidad de su obra; dicho derecho es perpetuo, inalienable e imprescindible. La obra no debe ser ni alterada, ni deformada, en cuanto a su forma o en su espíritu, ni tampoco en su integridad y en sus detalles.

Entre los derechos morales reconocidos al artista se encuentran el derecho a la paternidad, en el que se basa el museo Rodin para rechazar la atribución a Rodin de una obra de la que no es el autor, y el derecho al respeto de la obra, en el que se basa el museo Rodin para hacer cumplir el derecho al respeto de la integridad de la obra de Rodin y al espíritu de su obra.

Autentificación

No compete en las atribuciones del museo Rodin pronunciarse con respecto al carácter auténtico de un yeso o de un bronce que se le pudiera entregar para su posterior examen.

La autentificación de cualquier obra pretendidamente original puede ser sometida a la opinión previa de expertos.

No obstante, las obras atribuidas a Rodin pueden, útilmente, ser el objeto de una descripción* acerca del Excmo. Sr. Director del museo Rodin, 19 boulevard des Invalides, 75007 Paris.

Utilización no autorizada de las marcas pertenecientes al museo Rodin

Las marcas R, RODIN, AUGUSTE RODIN y museo RODIN son propiedad exclusiva del museo Rodin.

Por consecuencia, cualquier reproducción, uso, aposición, imitación o alteración, cualquiera que sea su formato, de una o de varias de estas marcas, constituye una falsificación que compromete la responsabilidad de su autor y queda estrictamente prohibida, de conformidad con el artículo L 716-1 del Código de la Propiedad Intelectual.

Además, el museo Rodin se reserva el derecho de acudir ante las jurisdicciones competentes, en el caso en se hubiese desviado, duplicado o explotado, sin el conocimiento del museo Rodin, material que haya sido utilizado para operaciones de fabricación de una edición original en bronce o de una reproducción en resina, editadas bajo su iniciativa.