El museo Rodin

El museo Rodin fue creado en 1916, a iniciativa de Rodin, gracias a tres donaciones sucesivas consentidas por el artista al Estado, de sus obras, de sus colecciones, su biblioteca, sus cartas y manuscritos. Se estableció en el lugar elegido por el escultor: el hôtel Biron y su jardín, un palacete construido a comienzos del siglo XVIII, que Rodin ocupaba, como inquilino, desde 1908. Éste último también donó su residencia de Meudon, la Villa des Brillants, que constituye hoy un anexo del museo. La fama internacional del artista, autor de esculturas universalmente conocidas, como Le Penseur [El Pensador], que se ha convertido en un icono del arte occidental, o también Le Baiser [El Beso] contribuye en la notoriedad de estos lugares.