Mano izquierda colosal sujetando un drapeado

Siglo I d. C.

Mármol

Alt. 21,2 cm ; Anch. 23,5 cm ; P. 29 cm

Co.561

Obsequiado a Auguste Rodin por John Marshall en 1914.

De una estatua de hombre más grande que el natural, solo queda esta mano izquierda rota con el fragmento de drapeado que sujetaba. A la vez suave y llena de vigor, está esculpida con precisión y las venas aparentes le otorgan un soplo de vida.

 

El arqueólogo y marchante John Marshall la compra en Roma y se la obsequia a Rodin el 1 de enero de 1914. Este último le agradeció este fragmento que tenía, según él, grandeza "como una obra de la Antigüedad o un Bernini".

 

En casa de Rodin, los fragmentos de manos de la Antigüedad, adquiridos en abundancia, se mezclan con los innumerables estudios de manos que el escultor modela de forma autónoma o disociada de una estatua, mediante el juego de la fragmentación.

< Volver a la colección