Auguste Rodin (1840 -1917)

Monumento de los Burgueses de Calais

1889

Yeso

Alt. 219,5 cm ; Anch. 266 cm ; P. 211,5 cm

S.153

El monumento, en su última versión, fue acabado en 1889 e inaugurado en Calais, en 1895.

 

Rodin había contemplado dos soluciones, para su instalación: a nivel del propio suelo, para que el grupo "[fuera] más familiar e [hiciese] que el público se adentrase más en el aspecto de la miseria y del sacrificio" (Rodin, 1893), o encima de un zócalo muy alto, de modo que se recortase en el cielo.

 

El zócalo triunfal de la primera maqueta ha desaparecido y los seis personajes están ahora individualizados, reunidos encima de una misma base, pero independientes. Solos frente a su destino y a la muerte, no se miran, no se tocan. Vestidos simplemente con una túnica, con la soga al cuello y descalzos, los condenados inician su lenta marcha fúnebre.

< Volver a la colección