Jean Limet (1855 -1941)

Monumento de los Burgueses de Calais

En torno a 1904

Revelado a la goma bicromatada

Alt. 28,5 cm ; Anch. 39,1 cm

Ph.7006

En 1895, el Monument des Bourgeois de Calais [Monumento de los Burgueses de Calais] fue inaugurado en la ciudad de Calais, presentado en un zócalo tradicional, demasiado alto según Rodin. En torno a 1904, el escultor solicita de Jean Limet, artista pintor que se ha convertido en el que le patina los bronces de forma habitual, que fotografíe el grupo a la altura que él mismo había elegido: "desde muy bajo, para dejar al público penetrar en el corazón del tema, como en las inhumaciones en las iglesias, como si el grupo estuviese casi en el suelo”.

 

Para traducir la visión inicial de Rodin, Jean Limet fotografía Los Burgueses de espaldas, para crear la ilusión de una procesión.  Forma parte de la corriente de su época que abandona progresivamente una fotografía realista en beneficio de una visión impresionista. Las nuevas teorías de la escuela pictorialista defienden, en efecto, la intervención y la interpretación, personales. El fotógrafo está ahora considerado como un artista, por completo. El revelado a la goma bicromatada y el efecto radiográfico que Limet obtiene, le permite desmaterializar los contornos e introducir el color en la escultura. El fotógrafo la introduce más todavía al utilizar, para hacer cambiar de color sus fotografías, aproximadamente los mismos productos que para sus patinas. Obtiene así múltiples matices que contribuyen en la riqueza de estos clichés en los que, en esta ocasión, los Burgueses, en marcha hacia la muerte, se aparentan a una armada de fantasmas.

< Volver a la colección