Eugène Druet (1867 -1916)

El Beso

Circa 1882

Revelado sobre papel gelatino-argéntico

Alt. 39,3 cm ; Anch. 30 cm

Ph.373

Fotografía tomada en el taller del Depósito de mármoles.

En el dorso, con plantilla de estarcido y a la guache: "A. Rodin, fotografía, marco n° 354"

En torno a 1896, Rodin ya no se contenta con hacer trabajar fotógrafos como Pannelier, Bodmer o Freuler que practican la reproducción de obras de arte, como técnicos. Probablemente cansado de no poder controlar las fotografías realizadas a partir de su obra y sensible al talento de Eugène Druet, le convierte en su fotógrafo oficial hasta 1903. Eugène Druet, fotógrafo aficionado, es el propietario del café el Yacht Club français dónde Rodin suele ir a comer. Pero al contacto del escultor se profesionaliza, antes de abrir su propia galería de arte y su agencia fotográfica, calle Royale.

 

Este "amante de las fotografías" está visiblemente más receptivo a las ideas del maestro, que otros fotógrafos del momento. Así es como Rodin, que ha decidido de ahora en adelante participar en la realización de sus fotografías, pide a Druet que ponga en escena Le Baiser [El Beso] en su entorno natural, el taller. Firma esta coproducción colocando, como para ponerle un punto final, el buril, en evidencia, al pie de la escultura. Para Rodin, el trabajo así está acabado.

< Volver a la colección