Auguste Rodin (1840 -1917)

Torso de Adèle

Anterior a 1884

Barro cocido

Alt. 11 cm ; Anch. 37,5 cm ; P. 16,4 cm

S.1177

Uno de los modelos favoritos de Rodin era Adèle Abruzzesi, cuyo cuerpo flexible y vigoroso le inspiró numerosas figuras femeninas de una gran sensualidad. El barro que modelaba directamente frente al modelo o que hacía estampar en un molde para retocarlo posteriormente, es el material ideal del boceto, debido a su capacidad para evocar el aterciopelado de la piel. En virtuoso del modelado, Rodin ha logrado evocar en este torso la suavidad del vientre, el arqueado de las caderas, y hasta el peso de los senos.

 

Al escultor le gustaba mucho este estudio, realizado tal vez a partir de 1878, para crear una cariátide. La completó añadiéndole piernas y brazos, para utilizarla en el ángulo superior izquierdo de La Porte de l’Enfer [La Puerta del Infierno]. Levemente modificado, dotado de una cabeza, este torso también sirvió de base para el personaje femenino de L’Éternel Printemps [La Eterna Primavera].

< Volver a la colección