Auguste Rodin (1840 -1917)

Los Burgueses de Calais, primera maqueta

1884

Yeso

Alt. 61 cm ; Anch. 38 cm ; P. 32.5 cm

S.86

En 1347, tras un sitio de un año, seis notables de la ciudad de Calais aceptan entregar las llaves de su ciudad al vencedor, el rey de Inglaterra. La historia la relata Jean Froissart en Les Chroniques de France [Las Crónicas de Francia] (1370-1400).

 

En septiembre de 1884, el alcalde de Calais, Omer Dewavrin, propone erigir un monumento, con la ayuda de una suscripción nacional, para rendir homenaje al heroísmo de Eustache de Saint-Pierre y de sus compañeros. El pintor Alphonse Prosper Isaac, oriundo de Calais pero establecido en París, fue el encargado de orientar al comité en la elección de un estatuario y propone el nombre de Rodin. Según el relato de Jean Froissart, el escultor se pone manos a la obra, sin esperar el encargo firme y definitivo. No es un burgués de Calais que quiere representar, en "una lenta procesión hacia la muerte", sino seis: Eustache de Saint-Pierre, Jean d’Aire, Pierre et Jacques de Wissant, Andrieu d’Andres y Jean de Fiennes.

 

A partir de la primera maqueta, la noción de sacrificio colectivo se impone. Los seis personajes, que todavía no están individualizados, se presentan en un mismo plano, unos junto a otros, sin jerarquía, y vestidos con la camisola de los condenados. Se les coloca encima de un zócalo rectangular muy alto, decorado con bajorrelieves, que forma un pedestal triunfal. Esta primera maqueta entusiasmó al comité, por lo que se le pasó en encargo oficialmente del monumento.

< Volver a la colección