Auguste Rodin (1840 -1917)

La Aurora

En torno a 1895-1897

Mármol

Alt. 56 cm ; Anch. 58 cm ; P. 50 cm

S.1019

Es un buen ejemplo de cómo trabajaba Rodin dando una dimensión alegórica a retratos de sus allegados, como en L’Adieu [El Adios] (en torno a 1898) o La France [Francia] (en torno a 1904), construidos a partir de la Máscara deCamille Claudel. El escultor procedió de la misma forma con L’Aurore [La Aurora], en la que también utiliza los rasgos de Camille Claudel.

 

El rostro, con una expresión algo lejana, sigue siendo liso y pulido, mientras que el bloque de mármol que lo rodea se ha dejado voluntariamente bruto y marcado por las huellas de las herramientas. Este contraste, que no deja de recordar el trabajo de Miguel Ángel, permite a Rodin intensificar el brillo del rostro, evocando solo con su título, el sol que emerge al alba.

 

Esta composición corresponde a uno de los últimos retratos de Rodin inspirados por Camille Claudel, en una época en que su relación está a punto de acabar.

< Volver a la colección