Auguste Rodin (1840 -1917)

Juegos de ninfas

En torno a 1900-1910

Mármol

Alt. 53,1 cm ; Anch. 59 cm ; P. 44,6 cm

S.1117

Ambos personajes femeninos proceden del rico conjunto de obras creado a comienzos de la década de 1880 para La Porte de l’Enfer [Puerta del Infierno]. Pero este grupo ya nada tiene que ver con la atmósfera infernal, inspirada a Rodin por La Divina Comedia de Dante.

 

Según la técnica que se había convertido entonces en la suya propia, Rodin compuso con dos figuras en yeso, una obra nueva, típica de su interés por las poses en desequilibrio y por el carácter erótico del ensamblado de ambos cuerpos femeninos. Esta obra, que tal vez solo fuera un boceto, era lo suficientemente evocadora para servir de maqueta, y Rodin la confió a uno de sus ayudantes. Estos hombres, también escultores, ponían su habilidad al servicio del maestro y tallaban el mármol, bajo su control. Para Jeux de Nymphes [Juegos de ninfas], el ayudante demostró una notable habilidad en la expresión de texturas variadas: la piel lisa de los cuerpos femeninos se opone a la rudeza de la roca dejada en bruto, mientras que la transparencia del mármol entre las piernas de las ninfas, responde al pulido de la parte que evoca el agua del arroyo a sus pies.

< Volver a la colección