Manufacture de Sèvres

Jarrón Saigón "El Limbo y las sirenas"

En torno a 1888, edición de 1934

Porcelana dura

Alt. 24,7 cm ; Anch. 13,3 cm ; P. 13,3 cm

S.2415

Donación de Eugène Rudier, 1945.

Rodin trabajó para la Manufactura nacional de cerámica de Sèvres, principalmente de 1879 a 1882. Albert-Ernest Carrier-Belleuse, que fue nombrado jefe de las obras de arte en 1875, con el cometido de renovar la producción, recurrió a cuatro modeladores de los que apreciaba particularmente el talento, y entre los primeros se encontraba Rodin. El papel de éste último consistía en crear, en jarrones con formas nuevas diseñados por Carrier-Belleuse, decoraciones con un muy leve relieve, verdaderas proezas técnicas a medio camino entre escultura y dibujo.

 

Los temas representados en estos jarrones, como aquí el grupo formado por una mujer mayor y una chica joven, se vuelven a encontrar a menudo en La Porte de l’Enfer [La Puerta del Infierno], en la que Rodin empezaba entonces a trabajar, pero también en los dibujos "negros" realizados para preparar esta puerta decorativa, y por fin, en los grabados que el artista produjo en 1881 y 1882. Así mismo, como todos los ornamentistas, Rodin se había constituido un repertorio de motivos que presentaba, en todos los ámbitos artísticos que exploraba entonces.

< Volver a la colección