Camille Claudel (1864 -1943)

Carta de Camille Claudel a Auguste Rodin

Verano de 1890 o de 1891 (?)

Tinta sobre papel

Alt. 17,5 ; Anch. 22 cm

Ms.362

En el punto más álgido de la relación entre Rodin y Camille Claudel, hubo el castillo de l’Islette, lugar que compartían en todas sus estancias en Touraine, mantenido en el mayor secreto. Situado a cuatro kilómetros de Azay-le-Rideau, acudieron allí en varias ocasiones, en 1890 y 1891. Aquí disfrutaron de placeres y alegrías compartidas, del contacto íntimo en el día a día. 

 

Al amparo del castillo, ambos amantes, aislados de la vida pública y de sus obligaciones oficiales y mundanas, disfrutaban de los placeres y de las alegrías compartidas, del contacto íntimo y diario. Y si Rodin tenía, a veces, que ausentarse por obligación, Camille Claudel sabía qué argumentos le podían atraer, como lo demuestra este documento que da a conocer los momentos más dulces de su relación.

 

Se les reservaba varias estancias en la planta superior; algunas incluso servían de taller. Camille Claudel ejecutó aquí el busto de La Petite Châtelaine [La Pequeña propietaria del castillo] mientras que Rodin infligió largas horas de pose, en la gran sala del castillo, al cochero de Azay-le-Rideau, en el que había identificado un doble de Balzac.

 

Créditos foto: © ADAGP, Paris, 2012

< Volver a la colección